Corte Suprema de Texas ordena que entre en vigor la prohibición de cambio de sexo en niños

Por Tom Ozimek
01 de Septiembre de 2023 9:16 AM Actualizado: 01 de Septiembre de 2023 9:16 AM

La Corte Suprema de Texas emitió una orden el jueves negando una solicitud de emergencia para bloquear una ley que prohíbe los procedimientos transgéneros en los niños, permitiendo que la prohibición entre en vigor.

En una orden presentada el 31 de agosto, los jueces de la Corte Suprema de Texas denegaron una moción de emergencia presentada por una coalición de defensores legales —incluyendo Lambda Legal, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y el Centro de Derecho Transgénero— que querían evitar que la prohibición de procedimientos transgénero entrara en vigor y, por lo tanto, restringiera lo que ellos llaman “atención de afirmación de género” en el estado de la Estrella Solitaria.

Los grupos que pretendían impedir que la prohibición de procedimientos transgénero se convirtiera en ley calificaron la sentencia del jueves de “cruel”, mientras que sus partidarios afirmaron que “los niños de Texas están más seguros hoy”.

HISTORIAS RELACIONADAS

Padres de California lanzan iniciativas de votación estatal contra la ideología de género

Fiscal de California demanda a distrito escolar sobre avisar a padres un cambio de género de sus hijos

Madre de California dice como ayudó a su hija mientras la escuela ocultaba su condición transgénero

Corte federal da la razón a Alabama sobre prohibición de tratamiento transexual para menores

Batalla legal

La ley, denominada SB 14 (pdf) prohíbe a los médicos realizar determinados procedimientos de transición de género —incluidas la castración, la mastectomía, los bloqueadores de la pubertad y la terapia hormonal— a los niños. También restringe el uso de fondos públicos para procedimientos transgénero.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, promulgó en junio la prohibición del procedimiento transgénero en menores, con lo que la medida estaba en vías de entrar en vigor el 1 de septiembre, pero los grupos demandaron para bloquearla.

El caso se presentó el 12 de julio (pdf) en nombre de cinco familias de Texas con niños o adolescentes transgénero, que acusaron al Estado de Texas y a otros de bloquear “el acceso a un tratamiento seguro, eficaz y médicamente necesario” para los niños que sufren disforia de género y de impedirles vivir “como su verdadero yo”.

Los grupos alegaron que la prohibición vulnera el derecho a la autonomía de los padres garantizado por la cláusula del debido curso de la ley de la Constitución de Texas, discrimina a los padres en el ejercicio de su derecho a tomar decisiones médicas para sus hijos e infringe el derecho de libertad profesional de los médicos de Texas.

El caso se presentó ante la Corte de Distrito del Condado de Travis, Texas, que celebró una audiencia de presentación de pruebas a mediados de agosto antes de dictar una medida cautelar el 25 de agosto (pdf) por considerarla inconstitucional.

Los jueces escribieron en el mandamiento judicial que la prohibición del procedimiento transgénero probablemente viola el Artículo I, Sección 19 de la Constitución de Texas “al infringir el derecho fundamental de los padres a tomar decisiones relativas al cuidado, custodia y control de sus hijos”.

También afirmaron en el requerimiento judicial que la SB 14 viola otros artículos de la Constitución de Texas al vulnerar el derecho de los médicos texanos a la libertad profesional y al discriminar a los adolescentes transexuales con disforia de género.

Procedimientos “mutiladores” de transición de género

Las autoridades del estado de Texas apelaron de inmediato la medida cautelar, presentando una notificación de apelación interlocutoria acelerada (pdf), en la que la Oficina del Fiscal General de Texas argumentaba que la SB 14 impedía procedimientos perjudiciales y protegía a los niños.

Calificando la SB 14 de “ley que prohíbe a los hospitales administrar hormonas experimentales o llevar a cabo procedimientos quirúrgicos mutiladores de ‘transición de género’ en menores”, la oficina del fiscal general de Texas afirmó en una declaración que estas “intervenciones médicas no probadas son promovidas enfáticamente por algunos activistas de las profesiones médica y psiquiátrica a pesar de la falta de pruebas que demuestren beneficios médicos, e incluso cuando cada vez más pruebas indican efectos perjudiciales para el bienestar mental y físico de los niños”.

El jueves, la Corte Suprema de Texas se puso del lado de la oficina del fiscal general, permitiendo que la prohibición de procedimientos transgénero para menores entrara en vigor el 1 de septiembre, como estaba previsto.

Los conservadores elogiaron la decisión, y Jonathan Covey, director de política de Texas Values, un grupo conservador que apoyó la ley, dijo en una declaración obtenida por The Epoch Times que “los niños de Texas están más seguros hoy” debido a la sentencia.

“Proteger a los niños de cirugías de transición de género dañinas y peligrosas y de bloqueadores de la pubertad redunda en el interés superior del niño y es algo en lo que todos estamos de acuerdo”, dijo el Sr. Covey.

Por el contrario, los abogados que presentaron la demanda para bloquear la ley SB 14 emitieron una declaración conjunta en la que denunciaban la decisión del alto tribunal.

“El cruel fallo de hoy pone a los jóvenes transexuales de Texas, y a las familias y profesionales médicos que los quieren y cuidan, directamente en peligro”, escribieron los grupos.

“La corte de distrito escuchó dos días de testimonios, sopesó la evidencia, e hizo una determinación razonada y reflexiva de que la prohibición probablemente viola la Constitución de Texas, y, por lo tanto, debe ser retrasada mientras que el caso completo se desarrolla en las cortes”, agregaron los demandantes.

Los grupos prometieron seguir insistiendo en su caso, afirmando que “la lucha está lejos de haber terminado” y que “esperan continuar esta lucha”.

Más de 20 estados han aprobado leyes para prohibir algunos procedimientos transgéneros en menores, aunque algunas aún no han entrado en vigor.

Además, media docena de cortes federales han bloqueado la prohibición de los llamados “cuidados de reafirmación de género” para niños, que sus defensores argumentan que son “médicamente necesarios” para reducir la probabilidad de que las personas que sufren disforia de género se suiciden.

Los detractores han rebatido la afirmación de que los procedimientos transgéneros reducen la incidencia del suicidio, con una revisión de la investigación realizada en marzo, que pretende ser la primera en evaluar los resultados de la salud mental únicamente desde el punto de vista de la probabilidad de suicidio, concluyendo que los resultados no son concluyentes.

Esto se debe, en parte, a que la mayoría de las investigaciones no tuvieron en cuenta el tiempo transcurrido tras las intervenciones de transexualidad, y los investigadores sugieren que las personas que se someten a dichas intervenciones pueden estar sujetas a un “periodo de luna de miel” inicial que se evapora con el tiempo al volver a niveles de ideación suicida similares a los anteriores.

“Aquí puede haber implicaciones para el proceso de consentimiento informado del tratamiento de reafirmación de género, dada la actual falta de solidez metodológica de la literatura revisada”, escribieron los autores del estudio.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.