EE.UU. condena lanzamiento de misiles de China y ordena enviar un grupo de portaaviones hacia Taiwán

Por Andrew Thornebrooke
04 de Agosto de 2022 7:50 PM Actualizado: 04 de Agosto de 2022 7:50 PM

La Casa Blanca condenó el lanzamiento de 11 misiles balísticos por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) en aguas cercanas a Taiwán el jueves. La administración también dijo que trasladaría un grupo de ataque de portaaviones a la región para defender a sus socios y aliados.

“La República Popular China lanzó unos 11 misiles balísticos hacia Taiwán que impactaron hacia el noreste, el este y el sureste de la isla”, dijo el coordinador de comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

“Condenamos estas acciones, que son irresponsables y están en desacuerdo con nuestro objetivo de larga data de mantener la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán y en la región”.

Varios de los misiles lanzados por China sobrevolaron Taiwán y cayeron en aguas de la zona económica exclusiva de Japón, que es un área de 200 millas náuticas (230 millas) desde la costa del país. La agresiva maniobra se produjo tras la publicitada visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taipéi a principios de semana.

Los dirigentes del PCCh afirmaron falsamente que la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes suponía un cambio en el statu quo entre China, Taiwán y Estados Unidos, aunque miembros del Congreso estadounidense de ambos partidos han visitado anteriormente la isla autogobernada.

Por ello, las medidas de represalia de China contra Taiwán han recibido la condena internacional y peticiones para que el PCCh abandone sus acciones amenazadoras y busque la paz. Tanto el G7 como la ASEAN emitieron declaraciones tras el anuncio de las maniobras militares de China, instando al PCCh a buscar una solución pacífica a la crisis.

Kirby dijo que las acciones de China representaban una drástica escalada en una larga línea de intentos del PCCh de unir por la fuerza a Taiwán con el continente.

“China ha optado por reaccionar de forma exagerada y utilizar la visita del presidente de la Cámara de Representantes como pretexto para aumentar la actividad militar provocadora en el estrecho de Taiwán y sus alrededores”, dijo Kirby. “Anticipamos que China podría tomar medidas como ésta”.

“Las acciones provocadoras de Beijing son una escalada significativa en su intento de larga data de cambiar el statu quo”, añadió.

En respuesta al “intento del PCCh de coaccionar e intimidar a Taiwán”, dijo Kirby, Estados Unidos estacionará el portaaviones USS Ronald Reagan y su grupo de ataque en la región, y hará que el grupo transite por el estrecho de Taiwán varias veces en las próximas semanas. Esto era necesario, dijo, para defender a los aliados de la nación, incluido Japón.

“Estados Unidos está preparado para lo que China decida hacer”, dijo Kirby. “No buscaremos, ni queremos, una crisis”.

“Al mismo tiempo, no se nos disuadirá de operar en los mares y los cielos del Pacífico occidental, en consonancia con el derecho internacional, como hemos hecho durante décadas apoyando a Taiwán y defendiendo un Pacífico libre y abierto”.

Kirby añadió que Estados Unidos estaba preparado para responder a cualquier amenaza del PCCh “a través de todas las herramientas de gobierno”.

En aras de la transparencia y la claridad, dijo, y para ayudar a desescalar la situación, Estados Unidos reprogramaría una prueba de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) que iba a tener lugar esta semana, y la realizaría en su lugar en las próximas semanas.

“Mientras China realiza ejercicios militares desestabilizadores en torno a Taiwán, Estados Unidos está demostrando en cambio el comportamiento de una potencia nuclear responsable al reducir los riesgos de error de cálculo y de percepción”, dijo Kirby.

“Así es como vamos a defender los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y nuestros valores”.

A pesar de la retórica esperanzadora, Kirby añadió que esperaba plenamente que las acciones hostiles del PCCh continuaran a corto y medio plazo, ya que el régimen buscaba establecer una “nueva normalidad” respecto a la relación de la comunidad internacional con Taiwán.

“No vamos a aceptar un nuevo statu quo”, dijo Kirby. “Y no solo Estados Unidos, sino también el mundo”.

“No hay razón para que exista esta crisis fabricada”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.