Juez nombra a un “Amicus Curiae” y pregunta si Flynn debe ser detenido por desacato

Por Mimi Nguyen Ly
14 de Mayo de 2020
Actualizado: 14 de Mayo de 2020

Un juez federal emitió el miércoles una orden que nombra a un juez retirado para que informe si el exasesor de seguridad nacional de la administración Trump, el teniente general Michael Flynn, debe enfrentar un cargo adicional de desacato penal por perjurio.

El juez federal de distrito Emmet Sullivan, que preside el caso penal de Flynn, nombró a John Gleeson, un exjuez federal de Nueva York, como amicus curiae, o amigo de la corte, para “presentar argumentos en oposición a la moción de desestimación del gobierno”, y “abordar si el Tribunal debe emitir una Orden para mostrar la causa por la cual el Sr. Flynn no debe ser acusado de desacato penal por perjurio”.

Gleeson ha estado en la práctica privada desde 2016. Antes de servir durante más de dos décadas como juez federal en Nueva York, fue un fiscal federal que manejó varios casos de alto perfil. Uno de esos casos fue contra el fallecido jefe de la familia criminal Gambino, John Gotti.

La breve orden escrita de Sullivan (pdf) se produjo después de que dijo el martes en otra orden escrita que no se pronunciaría de inmediato sobre la moción del Departamento de Justicia (DOJ) para desestimar el caso contra Flynn, y que consideraría dejar que las partes externas intervengan. Las razones exactas de por qué Sullivan ordenó una revisión de perjurio no están claras.

La portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, declinó hacer comentarios sobre la última orden de Sullivan cuando fue contactada por The Associated Press. En una entrevista el martes por la noche con Fox News, Kupec dijo que la posición del departamento era clara en la moción para desestimar el caso.

“No creemos que este caso deba haberse presentado, lo estamos corrigiendo y ciertamente esperamos que, en interés de la verdadera justicia, el juez finalmente esté de acuerdo y retire el caso contra el general Flynn”, dijo.

Flynn se declaró culpable el 1 de diciembre de 2017, por un cargo de mentirle al FBI testificando en la corte bajo juramento. En enero de 2020, Flynn le pidió a Sullivan, una persona designada por Clinton, que le permitiera retirar su declaración de culpabilidad debido a la “mala fe, la venganza y el incumplimiento del acuerdo de declaración de culpabilidad”, escribió su equipo legal en una presentación judicial (pdf) en el momento.

El abogado principal de Flynn, el exfiscal federal Sidney Powell, había dicho que Flynn no mentía, se declaró culpable porque los fiscales en ese momento no le dieron información exculpatoria y ejercieron presión sobre él y su familia. Powell también argumentó que los abogados anteriores de Flynn tenían un conflicto de intereses que les impedía asesorarlo adecuadamente.

La declaración de culpabilidad de Flynn estuvo relacionada con una entrevista que tuvo con agentes del FBI el 24 de enero de 2017. La entrevista se centró en sus llamadas telefónicas a fines de 2016 con el entonces embajador ruso en Estados Unidos Sergey Kislyak.

Si bien es posible que lo que Flynn le dijo a los agentes del FBI no coincidiera con lo que el FBI sabía de las escuchas telefónicas de las llamadas de Kislyak, Flynn no mintió intencionalmente, dijo Powell anteriormente.

El DOJ presentó una moción para desestimar el caso contra Flynn el 7 de mayo, diciendo que el FBI no tenía suficientes bases para interrogar a Flynn y que sus declaraciones no eran, en ese momento, materiales para la investigación de contrainteligencia más amplia de la agencia sobre las acusaciones de vínculos entre Rusia y la campaña Trump, llamada “Crossfire Hurricane”. Desde entonces, esas acusaciones han sido desmentidas.

En mayo de 2017, el exdirector del FBI Robert Mueller fue nombrado asesor especial para hacerse cargo de la investigación del FBI, que, después de 22 meses, no encontró evidencia suficiente para establecer que Trump o su campaña conspiraron o coordinaron con el gobierno ruso para influir en el resultado de las elecciones presidenciales de 2016.

Los documentos del FBI revelados recientemente muestran que un funcionario del FBI, en una nota escrita a mano con fecha del 24 de enero de 2017, había preguntado si el objetivo del FBI al entrevistar a Flynn era buscar la verdad o tenderle una trampa.

“¿Cuál es nuestro objetivo? ¿Verdad / Admisión o para… hacer que [Flynn] mienta, para que podamos procesarlo o despedirlo? “, decía la nota.

Los documentos del FBI también mostraron que el 4 de enero de 2017, casi tres semanas antes de la entrevista del 24 de enero de 2017 con Flynn, la oficina de campo del FBI en Washington había concluido que no había más pistas que seguir y que el FBI debería cerrar la investigación contra Flynn. Pero el jefe de operaciones de contrainteligencia del FBI en ese momento, Peter Strzok, instó a la oficina a mantener abierta la investigación contra Flynn y señaló que “el liderazgo principal del FBI en el ‘séptimo piso’ estaba ‘involucrado’”, según mensajes de texto internos del FBI.

Associated Press y Petr Svab contribuyeron a este informe.

Sigue a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

El fracaso de la diplomacia intimidatoria del régimen chino

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS