Legisladores responden a la decisión de Biden de que Estados Unidos se reincorpore a la OMS

Por Frank Fang
21 de Enero de 2021
Actualizado: 21 de Enero de 2021

La decisión del presidente Joe Biden de detener la retirada de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recibido reacciones encontradas en el Congreso.

“Que Estados Unidos se reincorpore a la Organización Mundial de la Salud sin que se someta a reformas serias es una tontería”, declaró el representante James Comer (R-Ky.), miembro de alto rango del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara, en un 20 de enero comunicado de prensa.

Comer agregó: “Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, la OMS y el secretario general Tedros han demostrado que su prioridad ha sido ayudar al gobierno chino a expensas del pueblo estadounidense y del resto del mundo”.

También criticó a la OMS por repetir la propaganda del régimen chino. “Mientras China difunde información errónea para que pueda acumular suministros médicos, la OMS repitió las mentiras de China negando la transmisión del virus de persona a persona y Tedros los elogió por su transparencia”, dijo.

Beijing no reconoció públicamente que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), conocido comúnmente como el nuevo coronavirus, fuera contagioso hasta el 20 de enero de 2020, luego de varias semanas de que Taiwán advirtiera a la OMS del riesgo de transmisión de persona a persona en un correo electrónico. La OMS ha negado que el correo electrónico contenía tal advertencia.

A principios de enero, la OMS repitió la afirmación de Beijing, declarando que el virus no era contagioso. El organismo de salud cambió su postura con una declaración el 22 de enero de 2020.

Un informe del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. concluyó el año pasado que China “ocultó intencionalmente la gravedad” del virus del PCCh a principios de enero, mientras aumentaba sus importaciones de suministros médicos.

El nieto de un alto funcionario chino, Jiang Penyong, que reside en Corea del Sur, dijo a The Epoch Times el año pasado que participó en un plan para acumular suministros médicos de países extranjeros en nombre de funcionarios corruptos en China.

Un grupo independiente publicó recientemente un informe provisional, criticando a Beijing y a la OMS por sus respuestas tardías al brote del COVID-19 en China.

Comer argumentó que, a menos que la OMS se someta a reformas, “los contribuyentes estadounidenses no deberían subsidiar a una organización que ha actuado como medio de propaganda de la China comunista en todo momento”.

La decisión de Biden de unirse a la OMS ha sido aceptada por algunos legisladores demócratas, entre ellos la representante Rosa DeLauro (D-Conn.) y el senador Chris Murphy (D-Conn.).

“Reincorporarse a la Organización Mundial de la Salud garantizará que todas las naciones puedan vencer este flagelo, evitando sufrimientos indecibles”, afirmó DeLauro en un comunicado de prensa.

El expresidente Donald Trump anunció que Estados Unidos se retiraría de la OMS el 29 de mayo del año pasado, diciendo que la OMS se había negado a actuar sobre las reformas recomendadas por Estados Unidos. Se estableció que la retirada entraría en vigor en julio del año pasado.

“Los funcionarios chinos ignoraron sus obligaciones de informar a la Organización Mundial de la Salud y presionaron a la Organización Mundial de la Salud para que engañara al mundo cuando las autoridades chinas descubrieron el virus”, dijo Trump en ese momento.

La decisión de detener la retirada de Estados Unidos de la OMS fue una de las varias órdenes ejecutivas que Biden firmó el 20 de enero, su primer día en el cargo.

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, emitió un comunicado recibiendo con satisfacción la decisión de Biden de volver a comprometerse con la OMS.

En respuesta a la decisión de Biden, el Representante Chip Roy (R-Texas) anunció a través de un comunicado de prensa que presentará una legislación para evitar que los contribuyentes estadounidenses financien a la OMS.

“[E]l pueblo estadounidense no debería verse obligado a financiar organizaciones que propagan las mentiras del Partido Comunista Chino y silencian a nuestros aliados como Taiwán, quien advirtió que el COVID-19 podría transmitirse de persona a persona”, afirmó Roy.

“Estados Unidos es el mayor contribuyente gubernamental a la OMS y representa aproximadamente el 22% del presupuesto básico de la organización. Necesitamos responsabilizar a la OMS por su falta de transparencia y sus múltiples fracasos relacionados con la pandemia de COVID-19”, añadió.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS