Líder chino Xi Jinping utiliza la plataforma de la ONU para criticar a EE. UU.

Legisladores republicanos critican a Biden por ser blando con China en su discurso
Por Frank Fang
22 de Septiembre de 2021
Actualizado: 22 de Septiembre de 2021

Xi Jinping lanzó varios dardos a Washington el 21 de septiembre, en un discurso pregrabado ante la 76ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por otra parte, el presidente Joe Biden fue criticado por los legisladores republicanos por no haber aprovechado su discurso en la sede de la ONU en Nueva York para responsabilizar a China de una serie de temas.

“Los recientes acontecimientos en la situación mundial demuestran una vez más que la intervención militar desde el exterior y la llamada transformación democrática no conllevan más que daños”, dijo Xi, sin nombrar a ningún país. Sin embargo, el comentario es una aparente referencia a la tumultuosa retirada de Estados Unidos de Afganistán el mes pasado.

Desde hace más de un mes, el régimen chino viene utilizando la caótica retirada de Estados Unidos para llevar a cabo una campaña de propaganda, retratando a Estados Unidos como un aliado poco fiable y cuestionando la democracia estadounidense. Recientemente, el 18 de septiembre, el medio de comunicación estatal chino Global Times afirmó en una editorial que “Estados Unidos y Occidente huyeron dejando un desastre en Afganistán”.

En otra crítica velada sin nombrar a ningún país, Xi declaró que el mundo debía “rechazar la práctica de formar pequeños círculos o juegos de suma cero”.

Días antes, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, utilizó el mismo lenguaje durante una rueda de prensa diaria y acusó a Australia, Estados Unidos y el Reino Unido de tener una “mentalidad anticuada de suma cero de la Guerra Fría” con su nueva alianza de seguridad.

Según la alianza de seguridad, Estados Unidos y el Reino Unido compartirán la tecnología de los submarinos con Australia, lo que permitirá a esta última disponer de una flota de al menos ocho submarinos de propulsión nuclear para 2040.

En su discurso, Xi abogó repetidamente por la cooperación y el multilateralismo, incluyendo una mejor “respuesta global coordinada” entre los países.

Sin embargo, la comunidad internacional cuestiona la voluntad de China de cooperar en la lucha mundial contra COVID-19, una enfermedad causada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), de momento que el régimen decidió silenciar a los médicos denunciantes al inicio del brote.

Beijing fue criticada por no cooperar con un equipo de investigación dirigido por la Organización Mundial de la Salud que realizaba trabajos en terreno en la ciudad china de Wuhan a principios de este año. Un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses publicado el mes pasado afirmó que no podía llegar a una evaluación concluyente sobre los orígenes del virus, dada la negativa de China a cooperar.

Xi también proclamó que “China nunca ha invadido ni intimidará a otros ni buscará la hegemonía”. La declaración, sin embargo, probablemente no sentará bien a los críticos de China, teniendo en cuenta los comportamientos agresivos del régimen en el Mar de China Meridional y las tácticas de coerción contra Taiwán.

El líder chino hizo una promesa medioambiental durante su discurso, afirmando que Beijing “no construirá nuevos proyectos de energía de carbón en el extranjero”. Sin embargo, no hizo ningún comentario sobre las centrales de carbón nacionales, teniendo en cuenta que China es el mayor productor y consumidor de carbón del mundo.

Theresa Fallon, directora del Centro de Estudios Rusia-Europa-Asia de Bruselas, acudió a Twitter para decir que no hay que aplaudir a Xi por su promesa, teniendo en cuenta “cuántas [centrales de carbón] ha construido antes [China]”, de acuerdo a los datos del Global Coal Public Finance Tracker.

El discurso de Xi es bueno como referencia, pero el foco debería estar en sus acciones más que en las palabras, dijo Su Tzu-yun, analista del Instituto para la Investigación de la Seguridad de la Defensa Nacional en Taiwán.

“El historial de negociaciones del Partido Comunista Chino no ha sido demasiado glorioso”, dijo a The Epoch Times, indicando que el régimen rompió sus promesas de libertad política para el Tíbet y Hong Kong. “Ellos negocian cuando la situación es favorable, pero recurren a la agresión militar y a la intimidación cuando no lo es”, dijo Su.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se dirige al 76° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU el 21 de septiembre de 2021 en Nueva York. (EDUARDO MUNOZ/POOL/AFP vía Getty Images)

Biden

En su primer discurso en la Asamblea General de la ONU desde que asumió el cargo, Biden declaró que Estados Unidos está “de vuelta en la mesa de los foros internacionales”. También hizo un llamado a las naciones para que “trabajen juntas como nunca antes” en cuestiones globales, como el cambio climático y la propagación del virus del PCCh.

“No buscamos una nueva Guerra Fría ni un mundo dividido en bloques rígidos”, dijo Biden, sin nombrar a ningún país.

“Estados Unidos está dispuesto a trabajar con cualquier nación que dé un paso adelante y busque una solución pacífica a los desafíos compartidos”, añadió.

El comentario de Biden se produjo después de que Antonio Guterres, secretario general de la ONU, planteara su preocupación por una potencial nueva guerra fría entre China y Estados Unidos, en una entrevista con The Associated Press el 18 de septiembre.

Algunos observaron que Biden no dijo “China” en su discurso. Cuando se le preguntó el porqué de ello, durante una sesión informativa diaria para la prensa el 21 de septiembre, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el hecho de no mencionar directamente a China era “indicativo de su objetivo [de Biden] de exponer nuestra agenda proactiva de los grandes temas en los que podemos trabajar juntos, incluso con China”.

Algunos legisladores republicanos señalaron el enfoque suave de Biden hacia China.

“Debería exponer claramente la amenaza que supone China para el mundo, no fingir que no existe”, escribió el senador Tom Cotton (R-Ark.) en Twitter sobre la omisión de Biden de la palabra “China” en su discurso.

El senador Bill Hagerty (R-Tenn.) criticó a Biden por recurrir a la “política exterior de comunicado de prensa” en su discurso, según una declaración.

“¿Dónde está el llamado del presidente Biden para responsabilizar a la China comunista por su comportamiento maligno, incluyendo la creciente amenaza militar china contra Taiwán y otros, el robo masivo de propiedad intelectual por parte de Beijing y la falta de transparencia de China sobre los orígenes del COVID-19?”, añadió Hagerty.

El senador Rick Scott (R-Fla.) pidió a Biden que “ponga fin a su deficiente apaciguamiento” de Xi, según una declaración emitida por su oficina tras el discurso del presidente.

“Como el mayor faro de libertad y democracia del mundo, Estados Unidos debe hacer todo lo posible, junto con nuestros aliados, para frenar el alcance de la China comunista, contrarrestar sus políticas y hacer que los culpables paguen por los continuos abusos de los derechos humanos, los ataques a la democracia y el genocidio contra los uigures”, declaró Scott.

“La negativa del presidente Biden a adoptar este enfoque es nada menos que un abandono de su deber y una muestra inexcusable de debilidad”, añadió el senador.

Beijing detuvo a más de un millón de uigures y otras minorías musulmanas en campos de reclusión en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China.

Con información de Eva Fu y Luo Ya


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS