Opinión: ¿Qué encontrarán los expertos de la OMS durante su viaje a Wuhan?

Por Wang Youqun
15 de Enero de 2021
Actualizado: 15 de Enero de 2021

Opinión

El 14 de enero, un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud finalmente pudo viajar a Wuhan e investigar el origen del virus del PCCh (Partido Comunista Chino). El anuncio emitido por la Comisión Nacional de Salud el 11 de enero contenía solo una breve oración. No mencionó la duración del viaje ni especificó un itinerario detallado. Este viaje sucede más de un año después de la aparición del virus. Desde entonces se ha extendido a 191 países y regiones.

¿Pueden los expertos de la OMS encontrar la fuente del virus del PCCh en Wuhan?

Creo que es poco probable. Las razones son las siguientes:

Primero, rastrear el origen del virus y rastrear quién es responsable de su propagación global están estrechamente relacionados. Si se descubre que Wuhan es la fuente de la pandemia mundial, pero el PCCh permitió que los portadores del virus volaran desde Wuhan a otras partes del mundo–lo cual ocasionó al menos 93 millones de infecciones y más de 2 millones de muertes hasta la fecha–el PCCh tendrá que rendir cuentas. Esto es algo que el PCCh no está dispuesto a afrontar en absoluto.

El 19 de mayo de 2020, bajo una fuerte presión de la comunidad internacional, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó una resolución para investigar la fuente del virus. Sin embargo, para que los expertos de la OMS fueran a Wuhan, el PCCh retrasó el tema una y otra vez durante más de 7 meses. ¿Por qué tardó tanto? Algunos expertos creen que es para limpiar todas las pruebas en el lugar del brote del virus.

Desde el brote en 2020, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofreció repetidamente enviar expertos a China, pero fue rechazado una y otra vez. Al final, China solo acordó que los expertos estadounidenses irían a China con el equipo de expertos de la OMS. En febrero de 2020, después de un viaje de 9 días, los periodistas en Ginebra le preguntaron al canadiense Bruce Aylward, líder del equipo de la Misión Conjunta de la OMS en China, por qué no realizó la cuarentena después de visitar Wuhan. Su respuesta reveló accidentalmente el hecho de que no había estado en ninguna “zona sucia” del hospital de Wuhan. En otras palabras, el grupo de expertos solo iba donde el PCCh lo permitía y todo lo que veían y oían se arreglaba cuidadosamente.

Además, el PCCh silenciará a todo el personal relevante. Yan Limeng, viróloga de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong, huyó a Estados Unidos para revelar las verdades sobre el virus del PCCh. Los funcionarios del Ministerio de Seguridad Nacional fueron a su ciudad natal de Qingdao para acosar a su familia. Ella dijo que desde mediados de mayo, el PCCh comenzó a atacarla por Internet, difundir rumores y destruir su reputación. El PCCh creó una cuenta de Facebook falsa con su nombre y currículum, alegó Yan. El PCCh mintió sobre su secuestro en los Estados Unidos y afirmó que estaba mintiendo y que estaba mentalmente enferma. Posteriormente, la madre de Yan fue arrestada.

El PCCh ha reprimido brutalmente a los ciudadanos chinos que solicitaron investigar la fuente del virus y responsabilizar a los líderes. Por ejemplo, Ren Zhiqiang, exmagnate de los negocios y “príncipe rojo”, fue condenado a 18 años por sus críticas abiertas al PCCh; Zhang Zhan, una periodista ciudadana que fue a Wuhan para investigar sobre la epidemia, fue sentenciada a cuatro años de prisión; y el periodista ciudadano Fang Bin ha desaparecido, y muchos sospechan que ha sido detenido por las autoridades.

El PCCh ha tomado represalias repetidas veces contra Australia, que propuso una investigación independiente sobre la fuente del virus. El régimen chino prohibió las importaciones de cebada australiana, impuso aranceles del 107,1 al 212,1 por ciento al vino australiano, incluyó en la lista negra a seis proveedores australianos de carne vacuna y puso otras restricciones a las importaciones de carbón, algodón y langosta australianos.

El PCCh sigue culpando a otros países sobre el origen del virus. El 12 de marzo de 2020, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, publicó un tuit en el que afirmaba, sin pruebas, que el ejército de Estados Unidos trajo el virus a Wuhan. Después de eso, comenzaron las guerras de “culpar”. Los medios estatales chinos han afirmado, en diferentes ocasiones, que el virus se originó en Italia, España, Alemania, Francia, India, Bangladesh, Australia, Italia, Rusia, Grecia, y República Checa.

Desde que el gobierno australiano propuso en abril del año pasado que se debe realizar una investigación global independiente sobre la fuente del virus, la comunidad internacional ha comenzado la investigación.

A principios de julio del año pasado, se estableció el Panel Independiente para la Preparación y Respuesta ante una Pandemia con la ex primera ministra de Nueva Zelanda Helen Clark y la expresidenta de Liberia Ellen Johnson Sirleaf como copresidentes.

Y algunos expertos y funcionarios fuera de China han planteado la posibilidad de que el virus del PCCh se haya filtrado de un laboratorio de virología en Wuhan.

El PCCh definitivamente hará todo lo posible para ocultar la verdad sobre la fuente del virus; el engaño está en su naturaleza. Pero nada puede mantenerse oculto para siempre. La verdad eventualmente saldrá a la luz.

Wang Youqun se graduó con un Ph.D. en derecho de la Universidad Renmin de China. Una vez trabajó como redactor para Wei Jianxing (1931-2015), miembro del Comité Permanente del Politburó del PCCh de 1997 a 2002.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación:

Virus del PCCh: El nombre adecuado para el virus que está causando la pandemia | Al descubierto

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS