“Secuestro masivo autorizado por el Estado”: Miles son aterrorizados en sistema de arresto secreto de China

Por Frank Fang
25 de Junio de 2021
Actualizado: 26 de Junio de 2021

El régimen comunista chino está ampliando el uso de un sistema que equivale a un “secuestro masivo autorizado por el Estado” para aterrorizar y silenciar a las personas, incluidos los extranjeros, según un informe reciente (pdf) del grupo de derechos humanos Safeguard Defenders.

El sistema secreto, una forma legalizada de las cárceles negras, ha estado funcionando desde 2013 y ha tenido un mínimo de 27,208 víctimas hasta el 1 de junio, según el informe (pdf) basado en los datos judiciales de China disponibles públicamente. Sin embargo, el informe añade que el número real de víctimas podría ser superior a 56,900 según sus estimaciones.

Conocido oficialmente como “Vigilancia Residencial en un Lugar Designado” (RSDL, por sus siglas en inglés), el sistema es una medida extrajudicial que permite a la policía china hacer “desaparecer” a personas sin una orden judicial.

“Todo el sistema RSDL es preocupante en todos los aspectos. Desde la forma en que a las víctimas se les coloca una capucha en la cabeza y son secuestradas, llevadas a un lugar secreto y mantenidas allí incomunicadas durante 6 meses, a veces más, para ser torturadas y amenazadas”, dijo Dinah Gardner, autora del informe, a The Epoch Times en un correo electrónico.

Añadió: “Sin embargo, algunas víctimas han dicho que, aunque toda la experiencia es muy traumática, la parte más terrible de la RSDL fue cuando la policía amenazó a su familia y a otros seres queridos”.

El sistema está dirigido por policías de los ministerios de Seguridad Pública y Seguridad del Estado de China, y tienen “poderes para actuar prácticamente sin supervisión”, incluso para detener arbitrariamente, torturar y coaccionar las confesiones de sus víctimas, según el informe.

Vigilancia Residencial en un Lugar Designado

El informe recogió relatos de personas que habían sido sometidas a la Vigilancia Residencial en un Lugar Designado para elaborar una visión en profundidad del funcionamiento del sistema. Entre las que fueron víctimas se encontraban Peter Dahlin, director de la organización sin ánimo de lucro con sede en Madrid, varios abogados chinos especializados en derechos humanos, como Wang Yu, y el jugador profesional de baloncesto estadounidense Jeff Harper.

El Partido Comunista Chino (PCCh) también somete a personas al sistema como parte de su “diplomacia de rehenes”, según el informe. Dos víctimas muy conocidas son Michael Kovrig y Michael Spavor, dos canadienses detenidos arbitrariamente en China desde diciembre de 2018.

Harper, exjugador de baloncesto de la Universidad de Iowa Wesleyan, estuvo aislado en un complejo de apartamentos en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, durante ocho meses antes de ser liberado en septiembre de 2020. Fue detenido y acusado de causar la muerte de un hombre tras un altercado.

Se le citó diciendo que a veces comía arroz con insectos y que había perdido 18 kilos tras su aislamiento. Declaró: “Me sentaba todo el día y hacía flexiones y ejercicios. Miraba por la ventana y veía pasar los aviones y esperaba que ese día pasara”.

“Tenía una forma de entretenimiento. Era una gran rata que caminaba de un cable a otro entre los edificios. Observaba a esta rata todos los días”, añadió Harper.

Wang, una de las abogadas de derechos humanos más destacadas de China, fue detenida en 2015 durante una ronda nacional de detenciones de cientos de abogados y activistas de derechos en toda China. Desde entonces ha sido liberada y ha ganado el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje 2021, concedido por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Me obligaban a permanecer durante el día dentro del pequeño cuadrado pintado, sufriendo a manos de estas jóvenes [que me custodiaban]”, se cita a Wang en el informe. “Si mi pierna o un pie se salían del cuadrado, aunque fuera un poquito, me advertían o me abofeteaban”.

En una entrevista de 2019 con The Epoch Times, Wang dijo que fue sometida a varias torturas mientras estaba detenida, incluyendo la privación del sueño, el uso de pesadas esposas y grilletes, y el sentarse en un dispositivo de tortura llamado “banco de tigre“.

El informe también incluía dos documentos en inglés proporcionados por personas que habían estado detenidas en la Vigilancia Residencial en un Lugar Designado. En uno de los documentos se exponen varias normas de la vigilancia residencial, como “Dormir sobre la espalda y mantener ambos brazos por encima de las mantas en todo momento” y “Tomar todos los medicamentos que se receten”.

El informe afirma que algunos detenidos han sido obligados a tomar medicamentos desconocidos, lo que hace que sus mentes se vuelvan torpes, sus visiones se nublen y sus músculos duelan, entre otros efectos secundarios.

En el segundo documento, se exponen las condiciones de liberación, que prohíben a los sujetos divulgar lo que han sufrido, ya sea escribiendo en Internet, hablando con los medios de comunicación o reuniéndose con funcionarios diplomáticos extranjeros.

Advertencia

El número de casos de Vigilancia Residencial en un Lugar Designado va en aumento. Según el informe, en 2020 se produjeron 5810 casos según la base de datos de los tribunales chinos, lo que supone un aumento del 91% respecto a 2019. La tendencia al alza ha continuado en 2021 según los primeros datos, declaró Dahlin en un correo electrónico a The Epoch Times.

“No sabemos con seguridad por qué el dramático aumento de RSDL en 2020”, escribió Dahlin. “Una primera idea, por supuesto, es que debido a las restricciones de Covid-19, la RSDL se ha convertido en algo preferible para la policía local, ya que limita la exposición tanto del detenido como de la policía”.

“Al mismo tiempo, en 2020 se produjo un aumento espectacular de la necesidad de control de la información, es decir, de silenciar a los que hablan ‘de forma inapropiada’, especialmente sobre la propagación y la gestión del virus, por lo que eso también podría explicar parte del aumento”, añadió Dahlin.

El año pasado, el régimen chino persiguió a los ciudadanos periodistas que informaban en el lugar de los brotes del virus del PCCh, comúnmente conocido como nuevo coronavirus. Por ejemplo, Zhang Zhan fue condenado a cuatro años de prisión en diciembre, mientras que algunos como Fang Bin han estado desaparecidos tras ser detenidos.

Para evitar quedar atrapados en el sistema, Gardner declaró que los gobiernos pueden proteger a sus ciudadanos diciéndoles que no viajen a China.

En la actualidad, el aviso de viaje del Departamento de Estado sobre China advierte a los ciudadanos estadounidenses de que podrían ser detenidos por las autoridades chinas “sin acceso a los servicios consulares de Estados Unidos ni a la información sobre su presunto delito”.

Gardner añadió: “Todas las democracias deben informarse sobre el verdadero alcance de los abusos de los derechos humanos en China, incluida la realidad de la RSDL, y unirse firmemente para oponerse a los abusos de los derechos humanos en China con acciones que incluyan medidas punitivas como las sanciones de Mangnitsky”.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS