Senadores instan a Trump para que contrarreste la propaganda del virus del PCCh procedente de Beijing

Por Frank Fang
24 de Marzo de 2020
Actualizado: 24 de Marzo de 2020

Tres senadores republicanos están pidiendo la creación de un nuevo grupo de trabajo que contrarreste la creciente campaña de desinformación de Beijing contra Estados Unidos, campaña que gira en torno al virus del PCCh.

Los senadores Marco Rubio (R-Fla.), Cory Gardner  (R-Colo.) y Mitt Romney (R-Utah), en una carta enviada al presidente Donald Trump, proponen el establecimiento de un grupo de trabajo inter-agencial, bajo el mando del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, para contrarrestar la propaganda difundida por el Partido Comunista Chino (PCCh) en medio de la pandemia mundial.

La Gran Época se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCC porque el encubrimiento y la mala gestión del PCC permitieron que el virus se diseminara por toda China y creara una pandemia global.

“Ahora que COVID-19 se ha extendido rápidamente por todo el mundo, el PCCh y sus funcionarios tienen la audacia de difundir afirmaciones falsas de que Estados Unidos es responsable de esta pandemia. Esto no es simplemente deshonesto, es peligroso”, escribieron los senadores.

Añadieron: “El Partido Comunista Chino está manipulando hechos que rodean una pandemia global que se originó debido a su propia incompetencia. Mientras que el resto del mundo se esfuerza por limpiar el desorden del PCCh, siguen buscando ventajas geopolíticas y socavan a Estados Unidos a cada paso”.

Los senadores dijeron que el grupo de trabajo debería producir un libro blanco sobre los orígenes del brote y los esfuerzos posteriores del PCCh para ocultar su gravedad.

También debe proporcionar orientación a los empleados del gobierno de EE.UU. y a las embajadas de EE. UU. sobre cómo contrarrestar las falsas narrativas del PCCh.

El brote global en aumento comenzó en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, centro de China, en diciembre de 2019.

Desde principios de marzo, el régimen chino ha estado impulsando agresivamente una campaña de propaganda global para desviar la atención de su mal manejo inicial del brote.

Las autoridades chinas han sugerido que el virus no se originó en China, e incluso han acusado a Estados Unidos de ser responsable del brote, el cual se ha extendido a más de 180 países y regiones y ha matado a más de 10,000 personas fuera de China.

El 13 de marzo, el Departamento de Estado de Estados Unidos convocó al embajador de China en EE.UU., Cui Tiankai, luego de que Zhao Lijan, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, acusó al Ejército de Estados Unidos de introducir el virus del PCCh en Wuhan.

Los medios de comunicación estatales de China CCTV y Xinhua han agregado sus voces a la campaña de desinformación. Por ejemplo, un comentarista en los medios de comunicación estatales CCTV afirmó recientemente que Estados Unidos comenzó a trabajar rápidamente en una vacuna, contra el virus, porque poseía el virus del PCCh mucho antes de que comenzara el brote.

Los medios estatales también se han dirigido recientemente a Trump, promoviendo hashtags como “#Trump Pandemic” en plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter.

Los tres senadores escribieron que la propaganda de China “amenaza con socavar la coordinación mundial necesaria para combatir este coronavirus”, además de “ser una explotación despreciable de una emergencia global”.

El grupo de trabajo incluiría representantes de múltiples departamentos de EE.UU., incluidos el Departamento de Estado, el Pentágono y el Departamento del Tesoro, así como agencias dentro de la comunidad de inteligencia.

“Es fundamental que nuestro país luche contra esta propaganda y un grupo de trabajo interinstitucional, bajo los auspicios del NSC, es una herramienta distintiva para formular una respuesta coordinada de todo el Gobierno de Estados Unidos”, escribieron los senadores.

Los senadores sugirieron que Trump podría asignar fondos para el grupo de trabajo, en virtud de la Ley de Iniciativa de Reaseguro de Asia (ARIA).

ARIA, que se convirtió en ley en diciembre de 2018, exige un mayor compromiso de EE.UU. en el Indo-Pacífico, al tiempo que contrarresta la influencia estratégica de China en la región.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer

Descubra

Virus del PCCh: el nombre adecuado para el virus que está causando la pandemia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS