Un repaso de los vínculos comerciales de la familia Biden con China

Por Frank Fang
22 de Octubre de 2020
Actualizado: 22 de Octubre de 2020

El candidato presidencial y exvicepresidente del Partido Demócrata Joe Biden ha promovido durante mucho tiempo una mayor participación con China, desde cuando era senador de Estados Unidos en representación de Delaware.

Por otro lado, su hijo Hunter Biden estuvo involucrado con una empresa de capital privado, respaldada por el estado chino, que hizo una serie de inversiones en empresas chinas, algunas de las cuales tienen estrechos vínculos con el régimen chino.

Estas actividades comerciales han cobrado atención en medio de la candidatura de Joe Biden para presidente.

En las últimas semanas, los correos electrónicos obtenidos por el New York Post y un informe de dos comités del Senado de Estados Unidos revelaron que el joven Biden también tenía tratos comerciales con ejecutivos chinos en un conglomerado petrolero que tiene vínculos con el ejército chino.

Un correo electrónico de mayo de 2017 obtenido por el Post y posteriormente verificado por uno de sus destinatarios, describe un acuerdo propuesto con el gigante chino del petróleo CEFC—ahora en bancarrota—, en el que Hunter Biden sería “Presidente/Vicepresidente dependiendo del acuerdo con CEFC”. La participación en la nueva empresa se distribuiría en un “20” para “H” y en un “10 en poder de H para el hombre importante?”.

Tony Bobulinski, un exsocio de Hunter Biden y destinatario de ese correo electrónico, dijo que el “hombre importante” era en referencia a Joe Biden.

Los acuerdos de Hunter Biden con China han planteado dudas sobre si el régimen influyó en alguna política mientras Joe Biden fue vicepresidente o si afectaría el trato hacia China si Biden llega a la presidencia.

La campaña de Biden no respondió a una solicitud de comentarios sobre las acusaciones al cierre de esta edición.

Joe Biden ha dicho que nunca ha hablado con su hijo sobre esas actividades comerciales.

Postura sobre China

Luego de que Washington y Beijing establecieran relaciones diplomáticas plenas en diciembre de 1978, Joe Biden formó parte de un grupo de senadores estadounidenses que visitaron China en abril del año siguiente.

Durante el viaje, se reunió con Deng Xiaoping, quien era el viceprimer ministro de China en ese momento. Deng se convirtió luego en el líder supremo del régimen.

Durante un discurso en la sesión de apertura del Diálogo Estratégico y Económico entre Estados Unidos y China en mayo de 2011, Biden dijo que fue testigo de “la notable transformación de China” durante el viaje de 1979.

“Como joven miembro de un Comité de Relaciones Exteriores, escribí y dije, y creí en ese entonces lo que creo ahora: Que una China en ascenso es un desarrollo positivo, positivo, no solo para China sino para Estados Unidos y para el mundo en general”, dijo Biden.

Biden también fue uno de los que instó a Washington a normalizar las relaciones comerciales con China.

“Me gustaría señalar que mi apoyo a tener relaciones comerciales normales y permanentes con China se basa no solo en una evaluación de los beneficios económicos para Estados Unidos, no solo en las perspectivas para la reforma política en China, sino también en el impacto en nuestra seguridad nacional”, dijo Biden en el pleno del Senado en septiembre de 2000.

El expresidente Bill Clinton firmó un proyecto de ley que ampliaba la condición de relaciones comerciales normales y permanentes para China en octubre de 2000, lo cual allanó el camino para que Beijing se incorporara a la Organización Mundial del Comercio en diciembre del año siguiente.

En agosto de 2001, Biden hizo otro viaje a China, donde se reunió con el entonces líder del Partido Comunista de China (PCCh), Jiang Zemin, en Beidaihe, una ciudad turística situada en la provincia de Hebei, al norte de China. Según la prensa estatal china, Biden dijo en la reunión que “Estados Unidos quiere que China se desarrolle y sea poderosa, lo cual sirve a los intereses de ambos países”.

Durante la campaña presidencial de este año, Biden se ha hecho más crítico contra el régimen, en particular por sus violaciones de los derechos humanos.

Grupo Wanxiang

Mientras que Biden fue vicepresidente desde principios de 2009 hasta principios de 2017, su segundo hijo, Hunter Biden, comenzó a desarrollar acuerdos comerciales con China.

Un año antes, en 2008, Hunter Biden fundó una empresa consultora llamada Seneca Global Advisors, junto con Chris Heinz, el hijastro del exsecretario de Estado John Kerry, y otros.

Uno de los clientes de Seneca era una empresa con sede en Chicago llamada GreatPoint Energy. En mayo de 2019, GreatPoint firmó un acuerdo de asociación por un valor de USD 1250 millones con la empresa china Wanxiang Group en mayo de 2012 para construir una planta a gran escala que convierte el carbón a gas natural en el desierto de Gobi, al extremo occidental de la región china de Xinjiang. No está claro si Hunter Biden estuvo directamente involucrado en cerrar el trato.

El acuerdo energético se produjo tres meses luego que el entonces vicepresidente Biden se reuniera en Los Ángeles con Xi Jinping, quien era el vicepresidente de China en ese momento. Xi es ahora el líder chino.

Wanxiang, un conglomerado de componentes automotrices con sede en Hangzhou, China, es una empresa que cotiza en bolsa con fuertes lazos con el PCCh. En 1997, la empresa fue una de las 120 empresas elegidas por el Consejo de Estado, una forma de gabinete chino, para ser “grupos empresariales piloto”, lo cual significa que estas empresas recibieron un apoyo financiero especial por parte del gobierno.

El difunto fundador del conglomerado, Lu Guanqiu, fue durante muchos años delegado de la legislatura títere de China, la Asamblea Popular Nacional, antes de fallecer en 2017. Su hijo, Lu Weiding, es el actual presidente de Wanxiang y secretario del Partido.

En un discurso para la compañía en julio, el joven Lu dijo que Wanxiang “escucha al Partido y sigue al Partido”.

Según el sitio web de Wanxiang, Joe Biden se reunió con los ejecutivos de Wanxiang en los Estados Unidos en julio de 2014, mientras era vicepresidente, y de nuevo en septiembre de 2018, luego de dejar el cargo. Durante la reunión de 2014, Biden dijo que tenía una “buena relación” con Xi.

Wanxiang adquirió exitosamente dos empresas estadounidenses a pesar de que algunos legisladores expresaron su preocupación. Ambas empresas habían recibido préstamos financieros del gobierno de EE. UU., lo cual significa que el dinero de los contribuyentes estadounidenses terminó siendo utilizado para financiar la tecnología obtenida por el conglomerado chino.

En diciembre de 2012, Wanxiang ganó una subasta para adquirir a la empresa en bancarrota A123 Systems, un fabricante estadounidense de baterías para coches eléctricos, con una oferta ganadora de USD 256.6 millones. La adquisición se aprobó finalmente por el Comité sobre Inversión Extranjera en Estados Unidos, la agencia estadounidense que examina las inversiones extranjeras en busca de riesgos de seguridad nacional; la división de defensa del A123, un proveedor del Pentágono, se vendió a otra empresa.

A123 recibió una subvención de USD 249 millones del Departamento de Energía de EE. UU. en 2009, que la empresa utilizó para abrir una fábrica para producir masivamente baterías para coches eléctricos.

Uno de los clientes de A123, Fisker Automotive, fue comprado por Wanxiang en un remate en febrero de 2014, según Reuters. Cinco años antes, en 2009, el Departamento de Energía de EE. UU. anunció un préstamo de USD 528 millones a Fisker para desarrollar vehículos híbridos.

Según la declaración de quiebra de Fisker en noviembre de 2013, “Robert Hunter Biden” (nombre completo de Hunter) estaba entre una larga lista de acreedores de la compañía.

Socios de BHR

Hunter Biden fue cofundador de la empresa estadounidense de inversiones y asesoría Rosemont Seneca Partners en 2009, y en 2013 la empresa se constituyó en Delaware. La empresa fue una de los cuatro accionistas fundadores de una empresa de capital privado llamada Bohai Harvest RST Shanghai Equity Investment Fund Management (BHR Partners), la cual fue constituida formalmente en Shanghai el 16 de diciembre de 2013.

Los otros accionistas de BHR Partners eran sociedades chinas de gestión de activos—Bohai Industrial Investment Fund y Harvest Fund Management— así como la empresa de asesoramiento de inversiones Thornton Group, con sede en Massachusetts. Bohai Industrial Investment es la rama de capital privado de Bank of China International Holdings (BOCI), que a su vez es una subsidiaria del Banco de China, de propiedad estatal.

En julio de 2014, el Wall Street Journal informó que el fondo tenía como objetivo de recaudación de USD 1500 millones, citando a un portavoz de BOCI. BHR Partners no ha dicho si cumplió su objetivo.

Solo días antes de que BHR Partners se registrara oficialmente, Hunter Biden se reunió con su padre en una visita oficial a China. El portavoz de Hunter Biden y un exempleado de BHR Partners dijeron al Journal que la formación de la empresa se negoció durante muchos meses antes del viaje a China, y sus accionistas solicitaron el registro de la empresa un mes antes del viaje.

Ellos describieron el momento del viaje como una coincidencia.

Desde la fundación de la empresa, Hunter Biden ha sido un miembro no remunerado de su junta. Más tarde, se convirtió en accionista en octubre de 2017, luego que el mandato de Joe Biden como vicepresidente terminara, informó el Journal.

No está claro exactamente qué rol tuvo el joven Biden al asegurar los acuerdos de BHR Partners.

Hunter Biden sigue teniendo un interés en la compañía. Según un informe de julio de The Daily Caller, que cita registros de negocios chinos, Hunter tiene una participación del 10 por ciento en BHR Partners a través de su empresa Skaneateles LLC.

Las inversiones de BHR

BHR Partners ha invertido en empresas chinas que han sido objeto de un minucioso escrutinio por parte del gobierno de Estados Unidos.

En septiembre de 2015, BHR Partners y AVIC Automotive, subsidiaria de la empresa estatal de defensa china AVIC, adquirieron conjuntamente la empresa Henniges Automotive, con sede en Michigan. Según Rubber & Plastics News, AVIC Automotive adquirió el 51 por ciento del fabricante de autopartes y BHR Partners la parte restante.

Según los datos de la firma de investigación china Zero2IPO Group, BHR Partners también invirtió en la empresa estatal China General Nuclear Power Corporation (CGN). En agosto de 2017, Ho Szu-hsiung, un ciudadano estadounidense naturalizado e ingeniero nuclear contratado por CGN como consultor, fue condenado a dos años de prisión por ayudar a China a desarrollar sus programas nucleares, en violación de la Ley de Energía Atómica.

Tanto CGN como AVIC estaban entre las 20 empresas chinas listadas por el Pentágono en junio como propiedad o controladas por el ejército chino, el Ejército Popular de Liberación.

En noviembre de 2017, los medios estatales chinos informaron que Megvii Technology, una empresa china de reconocimiento facial e inteligencia artificial recaudó USD 460 millones en una ronda de inversión, de una serie de inversores, entre ellos BHR Partners.

Megvii fue una de las 28 entidades con sede en China que fueron incluidas en la lista negra del Departamento de Comercio de Estados Unidos en octubre de 2019 por su papel en la violación de los derechos humanos en Xinjiang, donde se estima que un millón de minorías étnicas uigures están detenidas en campos de concentración.

Una de las inversiones de BHR Partners está relacionada con minas de la República Democrática del Congo (RDC), que en los últimos años ha sido objeto de escrutinio por acusaciones de trabajo infantil.

En abril de 2017, la empresa canadiense Lundin Mining anunció que vendió su participación del 24 por ciento en Tenke Fungurume Mining S.A., uno de los mayores productores de cobre y cobalto de la República Democrática del Congo, a BHR Partners por USD 1136 millones. BHR realizó la compra a través de una compañía holding llamada BHR Newwood DRC Holdings Ltd.

En enero de 2019, BHR Newwood DRC Holdings fue vendida a China Molybdenum Co. Ltd., lo que permitió a la minera china aumentar su participación en la mina Tenke al 80 por ciento, según Reuters.

China Moly, con sede en Luoyang, una ciudad en la provincia de Henan al centro de China, tiene estrechos vínculos con el PCCh. Según su sitio web, la minera china invitó a un profesor llamado Zhao Jiaguo de la escuela local del Partido a dar una conferencia en diciembre del año pasado ante más de 200 miembros del Partido de la compañía, entre ellos estaba el secretario del Partido de la empresa Wang Huajun, y el subdirector general, Jin Shigun.

En septiembre de 2014, BHR Partners hizo dos inversiones por separado en el gigante petrolero estatal de China, Sinopec.

Según una versión archivada del sitio web de BHR, la compañía invirtió 4000 millones de yuanes (unos USD 600 millones) en Sinopec Chemical Commercial Holding, una filial de Sinopec. Otra subsidiaria, Sinopec Marketing, recibió una inversión de 6000 millones de yuanes (unos USD 900 millones) de BHR Partners.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS