Beijing lanza segundo misil de su sistema de armas hipersónicas, según la prensa

Por Andrew Thornebrooke
23 de Noviembre de 2021
Actualizado: 23 de Noviembre de 2021

Un sistema de armas hipersónicas probado por el régimen chino en julio supuestamente lanzó un segundo misil que alcanzó cinco veces la velocidad del sonido, según un nuevo artículo de prensa de Financial Times.

Por el momento no está claro si el segundo misil era un arma aire-aire o una contramedida destinada a evitar la destrucción del arma.

Según los expertos, una tecnología de este tipo supone un salto potencial respecto a las tecnologías estadounidense y rusa, y podría proporcionar al Partido Comunista Chino (PCCh) y a sus militares una ventaja estratégica en caso de guerra.

“Al demostrar las plataformas HGV [vehículo de deslizamiento hipersónico] con carga útil, China superó a Estados Unidos en conseguir la capacidad de destrucción estratégica casi inmediata con armas potencialmente no nucleares”, dijo Risk Fisher, investigador principal de International Assessment and Strategy Center (Centro de Evaluación y Estrategia Internacional).

Un vehículo de deslizamiento hipersónico es un sistema maniobrable que se lanza al espacio mediante cohetes y luego se suelta para deslizarse hasta su objetivo a través de la atmósfera. Su capacidad para realizar cambios repentinos en su trayectoria en pleno vuelo lo hace especialmente peligroso, ya que es difícil que los sistemas de alerta temprana lo detecten con precisión.

“No sabemos cómo podemos defendernos de esa tecnología. Tampoco lo sabe China, ni Rusia”, dijo en octubre el embajador de Estados Unidos para el desarme, Robert Wood.

La noticia llega menos de una semana después que la Casa Blanca anunciara que buscaría conversaciones sobre estabilidad estratégica con China, tras la primera cumbre entre el presidente Joe Biden y el secretario general del PCCh, Xi Jinping.

Según el artículo de Financial Times, algunos oficiales del Pentágono se sorprendieron por la existencia de dicha capacidad, ya que creían que ninguna nación la había desarrollado todavía.

Sin embargo, el general John Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, dijo a principios de noviembre que el ejército de Estados Unidos investigó un sistema similar hace una década, pero que canceló el proyecto tras dos pruebas fallidas debido a una burocracia “brutal” en el Pentágono.

Además señaló que en el tiempo transcurrido desde la cancelación de ese proyecto, Estados Unidos realizó un total de nueve pruebas hipersónicas. China, por su parte, realizó cientos.

“Un solo dígito frente a cientos no es un buen lugar”, dijo Hyten.

Hyten también indicó que el sistema hipersónico probado por China podría estar destinado a un ataque sorpresa contra el territorio nacional de Estados Unidos y sugirió que parecía ser “el primer uso” del arma nuclear.

Según Fisher, un arma de este tipo, con su recién descubierta capacidad de lanzar múltiples cargas útiles durante un vuelo hipersónico, era peligrosa con o sin ojiva nuclear.

“Es posible que China pronto pueda eliminar nuestras dos principales bases nucleares de submarinos balísticos y nuestras cinco principales bases de bombarderos en 40 minutos con armas no nucleares”, dijo Fisher.

“Si un ataque de este tipo precediera a una guerra general china para conquistar Taiwán y destruir su democracia, Estados Unidos se vería obligado a elegir entre iniciar una guerra nuclear que causaría mucha más destrucción a los estadounidenses que a los chinos, creando una vía para la hegemonía global comunista china, o rendirse en el estrecho de Taiwán, perder sus alianzas y crear una segunda vía para la hegemonía comunista china”, añadió Fisher.

Las pruebas se producen en medio de un esfuerzo sin precedentes del Partido Comunista Chino por modernizar y ampliar su arsenal nuclear. Un informe del Pentágono estimó que el PCCh acumularía 1000 cabezas nucleares para 2030.

Algunos expertos creen que el fortalecimiento de las capacidades nucleares de China no pretende iniciar una guerra nuclear, sino dar cobertura a conflictos convencionales, como una invasión de Taiwán. En ese escenario, dicen, el arsenal nuclear chino podría utilizarse para disuadir a Estados Unidos de entrar en un conflicto en defensa de sus socios.

Para Fisher, la capacidad del régimen chino de lanzar ataques sorpresa en cualquier lugar del territorio estadounidense con armas hipersónicas es un riesgo al que Estados Unidos simplemente no puede sobrevivir.

“Los estadounidenses se enfrentan a una elección existencial que aún no ha sido reconocida por sus líderes”, dijo Fisher.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS