Beijing manipuló Wall Street para dirigir política de EE.UU., hasta presidencia de Trump: profesor de chino

Por CATHY HE Y LING YUN
08 de Diciembre de 2020
Actualizado: 08 de Diciembre de 2020

El régimen comunista chino ejerció influencia sobre Estados Unidos durante décadas a través de sus “viejos amigos” de Wall Street, pero este esquema se vio interrumpido por la elección del presidente Donald Trump en 2016, según reveló recientemente un profesor chino en un seminario.

En los últimos 30 ó 40 años, el Partido Comunista Chino (PCCh) “se aprovechó del círculo central de poder en Estados Unidos”, dijo Di Dongsheng, decano asociado de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Renmin de China en Beijing, en un discurso pronunciado en un evento en Shanghai, transmitido en vivo por la plataforma china de intercambio de video en internet Guan Video el 28 de noviembre. Desde entonces, el clip se ha hecho viral y el video original ha sido eliminado.

Di se refería a Wall Street, un sector que empezó a ejercer “una influencia muy fuerte en los asuntos internos y externos de Estados Unidos en la década de 1970”.

“Así que descubrimos nuestro camino y aquellos en los que podíamos confiar”, dijo.

Pero a partir de 2008, la influencia de Wall Street disminuyó a medida que la crisis financiera golpeaba, dijo Di.

“Más importante aún, a partir de 2016, Wall Street no tuvo ninguna influencia en Trump”, dijo, citando las disputas que el exempresario tuvo con los financieros de Wall Street.

“Las elites tradicionales, las elites políticas y la clase dirigente tienen una relación muy estrecha con Wall Street”, dijo Di.

Luego se refirió a las acusaciones de que el hijo de Joe Biden, Hunter Biden, tiene extensos vínculos con el régimen chino y otros gobiernos extranjeros a través de inversiones y acuerdos comerciales.

En octubre, Tony Bobulinski, exsocio comercial de Hunter, reveló que el joven Biden, a principios de 2017, le pidió que firmara un acuerdo con el conglomerado energético chino, ahora en quiebra, CEFC China Energy Company.

Bobulinski se desempeñó como CEO de SinoHawk LLC, una entidad comercial creada para formalizar la asociación de inversión de Biden-CEFC con la empresa china. Se suponía que SinoHawk había sido financiada inicialmente con 10 millones de dólares, que luego crecerían hasta convertirse en miles de millones en fondos de inversión, dijo Bobulinski en ese momento. El entonces presidente del CEFC, Ye Jianming, tenía profundos vínculos con funcionarios de alto nivel del PCCh.

Di dijo: “¿Quién lo ayudó [a Hunter] a construir los fondos? ¿Entiendes? Hay transacciones involucradas”.

El disruptor

En 2016, el entonces candidato Trump hizo campaña sobre una plataforma dura contra China, centrándose en las prácticas comerciales injustas del régimen que han costado miles de puestos de trabajo en la industria manufacturera estadounidense. Como presidente, en 2018 Trump inició una guerra comercial, imponiendo miles de millones de dólares en aranceles a una serie de importaciones chinas.

En referencia a la guerra comercial, Di preguntó: “Así que, ¿por qué tenemos problemas con Trump, cuando fuimos capaces de manejar todo tipo de problemas entre China y Estados Unidos desde 1992 hasta 2016?”.

Dijo que anteriormente, “todas las crisis” entre China y Estados Unidos, como el bombardeo de la embajada china en Belgrado en 1999, se pudieron resolver “en dos meses”.

La razón de esto es que Beijing tenía “gente en altos cargos [en Estados Unidos]”, dijo Di.

Wall Street había tratado de ayudar al régimen chino durante la guerra comercial entre EE. UU. y China, añadió Di.

“Por lo que sé, amigos estadounidenses me dijeron que trataron de ayudar, pero eran demasiado débiles”, dijo.

Amigos en altos puestos

Di compartió una historia para probar su punto.

Antes de la visita del líder chino Xi Jinping a Estados Unidos en 2015, todos los niveles del PCCh tuvieron que ayudar a “preparar” y “crear impulso” para el evento de alto perfil, dijo. Uno de esos preparativos era crear una opinión pública positiva sobre el régimen chino. Se organizó un acto de presentación de libros para la publicación de la primera edición en inglés de “Xi Jinping on State Administration” —un libro que contiene los discursos de Xi sobre la ideología política.

Di dijo que se le asignó la tarea de encontrar un lugar para el evento.

El lugar se estableció en una popular librería independiente en la Avenida Connecticut en Washington, D.C.

Sin embargo, debido al corto plazo de aviso, la librería no pudo arreglar el horario. Di afirmó que el gerente de la librería era un exreportero radicado en Asia, y no estaba dispuesto a atender la petición de Di debido a su “parcialidad” hacia el PCCh.

Pero finalmente, Di dijo, los funcionarios chinos consiguieron celebrar la conferencia de prensa en la librería, porque el dueño de la tienda fue presionado por una anciana judía que tenía cierta influencia en Wall Street.

La mujer era la presidenta de la división de Asia de una importante institución financiera de Wall Street, según Di. Tenía ciudadanía china y una residencia permanente registrada en Beijing, añadió.

Un reportaje de los medios de comunicación estatales chinos elogió el evento después: “El 17 de septiembre de 2015, la librería acogió al embajador chino en Estados Unidos, Cui Tiankai, y a un alto funcionario del gobierno chino para una discusión sobre el libro de Xi sobre el gobierno de China”.

Los lazos con China de Wall Street

Después de la guerra comercial, muchos sectores industriales estadounidenses empezaron a rehuir las inversiones chinas, pero Wall Street ha profundizado sus lazos comerciales después de las medidas de Beijing para abrir el sector financiero.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, en una entrevista de octubre con The Epoch Times, describió a Wall Street como “un gran sociópata”, en respuesta a una pregunta sobre el continuo aumento de las inversiones de Wall Street en China.

“No tienen moral ni patriotismo. Solo les importa el dinero”.

Mientras tanto, los proveedores de índices bursátiles mundiales han sido objeto de un escrutinio cada vez mayor por su inclusión de las acciones chinas, ya que algunas empresas chinas están vinculadas al ejército del régimen o han ayudado a sus abusos de los derechos humanos. Debido a que muchos fondos de inversión y de pensiones siguen estos índices, significa que los estadounidenses están financiando sin querer las ambiciones malignas del PCCh, han advertido los funcionarios de EE. UU.

En noviembre, Trump emitió una orden ejecutiva que prohibía las inversiones estadounidenses en empresas chinas consideradas por el Pentágono como “propiedad o controladas por” el ejército chino, para bloquear el flujo de capital estadounidense para financiar los objetivos militares del PCCh. La prohibición entrará en vigor a principios de enero de 2021. Los inversores estadounidenses tienen hasta noviembre de 2021 para vender sus valores.

En respuesta, el proveedor de índices FTSE Russell anunció el 4 de diciembre que retiraría las acciones de ocho compañías chinas que estaban en la lista del Pentágono. Las acciones de estas compañías serán removidas de su FTSE Global Equity Index Series y de varias otras a partir del 21 de diciembre.

Durante el ciclo de elecciones presidenciales de 2020, Wall Street contribuyó con más de 70 millones de dólares a la campaña política del candidato del Partido Demócrata Joe Biden, mucho más de lo que Trump recibió de los fondos de cobertura y de los bancos de inversión, según CNBC. Eso es también más de lo que el expresidente Barack Obama recaudó de Wall Street en sus dos campañas presidenciales combinadas.

Dado que los demócratas recaudaron una cantidad sustancial de dinero del sector, “eso significa para mí que están haciendo tratos”, dijo Trump a los periodistas el 3 de noviembre en su sede de campaña en Virginia.

“Lo que no hice es llamar a Wall Street y decir, envíenme 25 millones de dólares… por cabeza de cada firma. Yo podría haber hecho eso. Habría sido el rey de la recaudación de fondos si lo hubiera hecho. Pero una vez que haces eso, ya no puedes tratar adecuadamente con ellos. Simplemente no puedes”, dijo.

Con información de Emel Akan.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

La conexión de la pandemia con Wall Street

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS