El activista prodemocracia, Joshua Wong, es detenido en Hong Kong

Por Pachi Valencia
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

El activista por la democracia de Hong Kong, Joshua Wong, fue arrestado el 30 de agosto a puertas de las protestas planificadas para este fin de semana.

“Nuestro secretario general @joshuawongcf fue detenido esta mañana alrededor de las 7:30”, publicó el partido Demosisto, liderado por Wong, este viernes en Twitter. “Fue empujado a la fuerza dentro de una camioneta privada en la calle a plena luz del día”, agregó.

“Ahora ha sido escoltado a la sede de la policía en Wan Chai”, decía la publicación. Así mismo, declararon que los abogados de Demosisto están trabajando en el caso.

Otro miembro de Demosisto, Agnes Chow, también fue arrestado pero no se sabe a qué cargos se enfrenta.

Joshua Wong, quien fue el rostro de la democracia en Hong Kong durante las protestas en 2014, había sido liberado de la cárcel el pasado junio luego de estar arrestado durante cinco semanas por desacato a la corte.

Siguen las manifestaciones en Hong Kong

El pasado fin de semana, las marchas en Hong Kong terminaron en enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, las cuales se volvieron violentas durante la noche.

Varios policías sacaron sus pistolas y apuntaron a una multitud de manifestantes y periodistas. Según se informa, uno de ellos hizo un disparo de advertencia al aire.

Por primera vez, la policía intensificó sus tácticas desplegando dos vehículos con cañones de agua y vehículos blindados, en un intento de despejar las multitudes.

Durante los enfrentamientos, una imagen de un manifestante desarmado suplicando de rodillas al agente de policía de Hong Kong con su pistola en la mano se volvió viral y provocó comparaciones con la icónica imagen del “hombre tanque” de las protestas en la Plaza de Tiananmen de 1989.

La imagen comparando ambos momentos fueron compartidas por Joshua Wong durante el 26 de agosto en Twitter.

Durante el fin de semana, la policía arrestó a 86 personas de entre 12 y 52 años de edad, acusadas de varios cargos, y disparó un total de 215 latas de gas lacrimógeno, 74 balas de goma, 44 granadas de esponja y cuatro rondas de municiones antidisturbios durante los intentos por dispersar a los manifestantes.

La amenaza de una represión militar contra los manifestantes de Hong Kong por parte del Partido Comunista Chino ha sido una gran preocupación durante semanas, desde que las tropas blindadas chinas comenzaron a reunirse y a realizar entrenamientos en Shenzhen, una ciudad china que limita con Hong Kong.

Desde el mes de junio, millones de hongkoneses han salido a protestar en las calles casi todos los fines de semana, debido al proyecto de ley de extradición, en donde se permitiría al régimen chino enviar a personas a China continental para ser juzgadas en tribunales controladas por el Partido Comunista Chino (PCCh).

Muchos han visto el proyecto de ley como una invasión de Beijing a la independencia judicial de Hong Kong, al poder extraditar a sospechosos de la ciudad y ser juzgado en los tribunales del partido comunista, que son conocidos por ser utilizados por el régimen chino para silenciar a los críticos y castigar a los disidentes.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam declaró por primera vez que el proyecto de ley estaba “muerto” en una conferencia de prensa el 9 de julio, pero se negó a usar la palabra “retirar” para cancelar el proyecto de ley. Los manifestantes temen que la vaguedad de su lenguaje pueda significar que el proyecto de ley suspendido pueda reintroducirse para debate en cualquier momento en la legislatura unicameral de la ciudad, el Consejo Legislativo.

En respuesta a los comentarios de Lam, el Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF, por sus siglas en inglés), que organizó las tres marchas en el último mes al que asistieron millones de habitantes de Hong Kong, dijo en la conferencia de prensa que el grupo continuará organizando protestas y asambleas a medida que la líder de Hong Kong siga ignorando las demandas de la gente, incluyendo el retiro total del proyecto de ley de extradición del consejo de mayoría pro-Beijing.

Durante más de un mes, el CHRF ha pedido repetidamente al gobierno de la ciudad que cumpla con sus cinco demandas, que incluyen el retiro completo del proyecto de ley, la renuncia de Lam, una investigación independiente sobre el uso de la fuerza policial para dispersar a los manifestantes el 12 de junio, que el gobierno se retracte de mencionar a las protestas del 12 de junio como “disturbios”, y para aquellos que han sido arrestados no ser procesados.

Los periodistas de La Gran Época, Eva Fu y Frank Fang, contribuyeron con este informe.

¿Terminará Hong Kong como la Plaza de Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS