“El jurado aún delibera” si China fue transparente en la investigación de la OMS: Departamento de Estado

Por Eva Fu
09 de Febrero de 2021
Actualizado: 09 de Febrero de 2021

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo el 9 de febrero que “el jurado aún está deliberando” acerca de si el régimen chino dio total transparencia al equipo de la Organización Mundial de la Salud que se encuentra actualmente en Wuhan para investigar el origen de la pandemia.

“Creo que el jurado aún está deliberando. Considero claramente que los chinos, al menos hasta ahora, no han ofrecido la transparencia necesaria que necesitamos”, dijo Price en una conferencia de prensa, cuando se le preguntó si creía que el régimen chino había brindado una cooperación total al equipo de la OMS.

El martes, el equipo de expertos dijo que, según sus hallazgos, era “extremadamente improbable” que el virus se hubiera escapado accidentalmente de un laboratorio. Los funcionarios de EE. UU. de la administración Trump plantearon la hipótesis de que el virus del PCCh pudo haberse filtrado de un laboratorio de virología en Wuhan.

Peter Ben Embarek, un científico danés que dirigió la investigación de la OMS sobre el origen del virus en Wuhan, dijo que el equipo centrará sus esfuerzos en estudiar la posible transmisión de los murciélagos a humanos y el riesgo de transmisión a través de alimentos congelados.

“Los hallazgos indican que la hipótesis de los incidentes de laboratorio es extremadamente poco probable que explique la introducción del virus a la población humana” y, por lo tanto, “no es una hipótesis que aconsejemos para sugerir estudios futuros”, dijo a los periodistas durante una conferencia de prensa de tres horas de duración el martes en Wuhan, la ciudad china donde surgió el virus por primera vez.

Peter Ben Embarek, habla durante una conferencia de prensa para concluir la visita de un equipo internacional de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei, el 9 de febrero de 2021. (Hector Retamal/AFP a través de Getty Images)

Price, en respuesta a los comentarios de Embarek, dijo que Estados Unidos emitirá un juicio al examinar el informe completo de la OMS.

“Vamos a basar nuestras conclusiones en nada más que los datos, nada más que la ciencia, y en base a eso, llegaremos a una conclusión”, dijo.

El exsecretario de Estado Mike Pompeo, en una entrevista con Fox el martes, dijo que sigue pensando que “hay evidencia significativa (…) de que este [virus] puede muy bien haber venido de ese laboratorio”.

“Debo decir que la razón por la que dejamos la Organización Mundial de la Salud fue porque llegamos a creer que era corrupta, que había sido politizada. Era doblar una rodilla ante el secretario general Xi Jinping en China”, agregó.

La administración Trump anunció planes para retirarse del organismo internacional en julio del año pasado, entorno a críticas de que la OMS estaba repitiendo la propaganda y actuando a instancias del régimen chino. Sin embargo, el presidente Joe Biden revocó la decisión al asumir el cargo.

“Espero que ese no sea el caso aquí con lo que han anunciado [el equipo de la OMS] hoy”, dijo Pompeo. “Espero ver sus informes y análisis, pero no creo que hayan tenido el acceso que necesitaban. Sé que no obtuvieron el acceso que necesitaban de manera oportuna”.

La investigación de alto perfil de la OMS se retrasó durante meses mientras la agencia negociaba el acceso con Beijing, el cual difundió desinformación sobre el virus en un intento por desviar las críticas sobre su gestión inicial del virus.

Después de que el equipo de la OMS aterrizó en Wuhan a mediados de enero, los 14 expertos pasaron sus primeras dos semanas en cuarentena mientras revisaban la investigación y realizaban entrevistas telefónicas. Posteriormente realizaron visitas a hospitales, al Instituto de Virología de Wuhan, al mercado húmedo que las autoridades chinas creyeron primero que era la procedencia del virus y a una exhibición de propaganda china. Los medios recibieron un acceso directo limitado a los expertos, quienes en su mayoría dieron respuestas vagas a preguntas sobre su viaje.

Los trabajadores colocan barreras fuera del mercado mayorista cerrado de Huanan Seafood durante una visita de miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investiga los orígenes del coronavirus Covid-19, en Wuhan, provincia central china de Hubei, el 31 de enero de 2021. (Héctor Retamal/AFP a través de Getty Images)

La conclusión de la investigación, dijo Embarek, fue que “no encontraron evidencia de grandes brotes que pudieran estar relacionados con casos de COVID-19 antes de diciembre de 2019 en Wuhan o en otro lugar”. Los hallazgos de la misión, dijo, no “cambiaron drásticamente la imagen que teníamos de antemano”, sino que agregaron “detalles al argumento”.

En un comentario que replicó las narrativas de los funcionarios chinos, indicó que si bien el mercado de mariscos de Huanan vio uno de los primeros grupos de COVID, el virus podría haber venido de otra parte, incluso la carne congelada. Pero dijo que un organismo animal intermediario sigue siendo la fuente “más probable”.

Pompeo cuestionó si el equipo tuvo acceso completo para investigar. “Espero que hayan podido ver todos los datos (…) hablar con los médicos, entrevistarlos en privado, en un lugar donde puedan decir la verdad sobre lo que sucedió, no bajo la supervisión de una persona del Partido Comunista participando en la parte de atrás de la sala asegurándose de que siguen la línea del Partido Comunista”.

El presentador de Fox, Bill Hemmer, preguntó: “Entonces, ¿Nada ha cambiado en su opinión de que esto provino del laboratorio?”

“Nada”, respondió Pompeo.

En enero, el Departamento de Estado bajo la administración de Trump publicó una hoja informativa que decía que había “razones para creer” que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan habían enfermado con síntomas similares a COVID-19 antes del primer caso de infección identificado, lo cual contradice la negación por parte del laboratorio respecto al problema. El Departamento de Estado también criticó el secreto excesivo de Beijing sobre el origen del virus.

Los funcionarios chinos han indicado en repetidas ocasiones que el brote puede haberse originado fuera de China, culpando a Italia, India, Estados Unidos y a productos importados de Noruega.

Algunos expertos chinos, sin embargo, han cuestionado si las partículas del virus en los envases de los alimentos pueden propagar la enfermedad, y uno de ellos evaluó que la probabilidad de infección es “menor que un accidente aéreo“.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS