La administración Trump ordenó incautar ropa fabricada en prisiones chinas

Por Zachary Stieber
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 13 de Agosto de 2020

La administración del presidente Donald Trump anunció esta semana que los funcionarios de aduanas confiscarán mercadería que haya sido fabricada por empresas vinculadas al trabajo en prisiones chinas.

Con efecto inmediato, todas las prendas producidas por Hero Vast Group, el cual incluye varias empresas, serán confiscadas, anunció la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La orden se basa en la información que indica que las empresas están utilizando el trabajo en prisión para la producción de sus artículos.

“El uso de trabajo forzado en China para fabricar artículos es ilegal y erróneo. Sus graves abusos de los derechos humanos no se pueden mantener. El DHS sigue comprometido a usar todas las herramientas disponibles para identificar y prevenir que los productos hechos con trabajo forzado entren en Estados Unidos”, dijo en un comunicado el secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf.

La CBP es una oficina dentro del DHS.

“El uso de trabajo forzado no solo es un asunto serio de derechos humanos, sino que también trae consigo una competencia desleal en nuestras cadenas de suministro globales. El objetivo de la CBP es asegurar que los bienes fabricados mediante trabajo forzado nunca lleguen a los consumidores de EE.UU.”, añadió Brenda Smith, comisionada ejecutiva adjunta de la CBP.

Los bienes de Hero Vast Group serán confiscados en todos los puertos de entrada de Estados Unidos, de acuerdo con una ley federal que prohíbe la importación de mercancías producidas mediante trabajo forzado, incluyendo el trabajo de convictos, el trabajo infantil forzado y el trabajo por contrato.

La orden de detención se conoce formalmente como Orden de Retención de Liberación. Es la undécima emitida por la CBP desde septiembre de 2019, incluyendo cuatro contra China. Treinta y cinco órdenes de este tipo se han emitido contra empresas con sede en China desde 1991.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump llega para hablar con la prensa en la sala de reuniones Brady de la Casa Blanca en Washington, DC, el 10 de agosto de 2020. (BRENDAN SMIALOWSKI/AFP vía Getty Images)

La nueva orden llega cuando la administración Trump intensifica las acciones punitivas contra el Partido Comunista Chino (PCCh) en una serie de cuestiones relacionadas con los derechos humanos.

El mes pasado el Departamento de Comercio puso en la lista negra a las empresas chinas involucradas en trabajos forzados y vigilancia genética, mientras que los funcionarios de EE.UU. forzaron el cierre del consulado de EE.UU. en Houston.

Solo en agosto, la administración Trump sancionó a la líder de Hong Kong, Carrie Lam, y a otros 10 funcionarios por socavar la autonomía y las libertades de la ciudad; prohibió las aplicaciones de las redes sociales chinas TikTok y WeChat; firmó una orden ejecutiva destinada a reducir la dependencia de Estados Unidos de las medicinas fabricadas en China; decidió eliminar de la lista a las empresas chinas en las bolsas de valores de Estados Unidos; y designó al centro que apoya la influencia de Beijing en las universidades como una misión extranjera.

Tal vez debido al aluvión de acciones, el PCCh no quiere que Trump gane un segundo mandato en noviembre, según una evaluación de inteligencia.

“Les gustaría ver al presidente perder”, dijo el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien.

Trump dijo a Fox Sports Radio el martes, que él y el líder chino Xi Jinping tenían “muy buena relación” antes que se produjera el brote del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que provocó una pandemia.

“Solía tener una muy buena relación con él. Hicimos un trato comercial. Fue un gran acuerdo para nosotros”, dijo.

“Tenía una gran relación con el presidente Xi. Me agrada, pero no siento lo mismo ahora”, continuó más tarde, añadiendo: “Una vez que la plaga llegó de China —la llamo la plaga— pero una vez que la plaga llegó de China, la relación cambió”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS